Destacado

Calidad en el trabajo es calidad de vida

Recuerdo cuando vine a mi primera entrevista para el puesto de IT recruiter a Taltere, venía con la esperanza de un mejor empleo en un ambiente no tan “tenso” ya que en mi experiencia como reclutadora el lugar era incomodo, con un clima laboral tenso y hostil, con puestos de todo tipo tanto operativos como gerenciales.

Cuando me presente a TALTERE y vi las instalaciones, a mis próximos compañeros de trabajo, y la calidez de quien sería mi jefa directa, ¡me emocione! Y después de mi psicometría me dijeron; “¿Puedes comenzar el lunes?” Me emocione más.

Ese lunes como un nuevo comienzo llegué llena de actitud positiva, los compañeros muy agradables y se veía un verdadero trabajo en equipo, vi al fondo un Candy bar, un Playstation, una sala de relajación y descanso para nosotros como colaboradores y dije WOW! ¡Es como trabajar en Google!

Cuando me mostraron los perfiles ¡son especializados en TI! Volvió a mi mente mi anterior carrera como Ingeniera en electrónica y sentí añoranza y empatía con mi trabajo.

Puedo decir que la calidez, entrega, libertad pero al mismo tiempo responsabilidad que genera esta hermosa empresa y su preocupación por nosotros como colaboradores son la clase de actitudes que nos produce lealtad y dar los resultados que esperan de nosotros.

Si estas feliz, cómoda y emocionada por tu trabajo, llegas satisfecha a casa y así generas buen ambiente con los tuyos. La calidad de tu empresa y tu trabajo es también tu calidad de vida.

¿Cuál fue tu primera experiencia en tu último empleo? ¡Cuéntanos!

Autor: Vladia Cisneros

Anuncios
Destacado

Vendedor Vs. Comisiones

En mi experiencia como reclutadora me ha tocado trabajar con diversos perfiles de los cuales me gusta aprender tanto del perfil como del candidato.

Actualmente me he especializado más en los perfiles comerciales de TI, a simple vista podrían considerarse perfiles fáciles y no es así, porque como cualquier otro perfil tiene su complejidad en el sentido de entender las funciones de cada vendedor, el producto que comercializan y el tipo de comisiones que llevan porque como saben el mundo de las ventas lo que mueven son la comisiones, un vendedor que se conforma con su sueldo base no es factible para la empresa.

Pero ¿qué pasa cuando las empresas no respetan las comisiones? Es aquí donde viene lo interesante, lamentablemente en mi experiencia cuando abordo a los chicos de ventas para alguna posición y les hago la famosa pregunta de ¿por qué estas abierto a oportunidades laborales? La mayoría de los candidatos me responden “En mi actual trabajo no me respetan las comisiones, cuando inicie me comentaron que iban a ser x numero de comisión al cumplir mi meta y no me han dado nada, es por eso que estoy en búsqueda de nuevas oportunidades laborales”.

Es aquí cuando yo me pregunto ¿por qué prometer algo que no se va a cumplir? Como ya lo había mencionado anteriormente algo fundamental para los perfiles comerciales son sus comisiones es algo que personalmente considero que los motiva a querer más y digo tienen toda la razón ¿A quién no le gusta el dinero?, considero que esta situación compete tanto a empresa como vendedor, tú como empresa que estas dispuesto a dar y viceversa tu como vendedor al evaluar estas dos partes considero que se podrá tener mas claridad sobre lo que espera cada uno. Y así no cargar de más al vendedor y desmotivarlo o estancarlo en su vida profesional.

Me gustaría cerrar con esta frase de Jurgen Klaric “El que no es ambicioso gana lo que le pagan y hace lo que le toca”

Espero te haya gustado. ¡¡Tus comentarios son bienvenidos!!

Autor: María Fernanda López Mendivil

Destacado

El primer Home Run

A propósito que tocamos el tema del trabajo en equipo y el compañerismo, estos días tuvimos una alegría colectiva por la muy cercana primera contratación de nuestro compañero más reciente (¡Enhorabuena, Erick!). Erick logró en muy poco tiempo lo que muchos habíamos intentado sin éxito: Cerrar una de las vacantes que más tiempo tenía con nosotros y de un perfil sumamente complicado. Cuando nos dio la Buena Nueva, fue imposible no recordar aquel momento en que por primera vez llamaste al candidato para decirle que él/ella era él/la bueno/a y que empezaba el lunes. Como reclutador, la contratación es el equivalente a meter el gol del triunfo en un partido importante, a llegar primero en la carrera para la que estuviste entrenando tanto tiempo o a ser el primer nombre que decía el maestro cuando daba las calificaciones del examen en orden descendente.

Creo que la primera contratación nunca se olvida (al menos en este ámbito). Yo aún recuerdo la mía como si hubiera sido ayer. Llevaba varias vacantes en las que no le pegaba de Home Run y el bateado empezaba a ser yo. Muchos candidatos pasaron y muchas veces tuve que cambiar los criterios de búsqueda, hasta que uno de ellos, que parecía mandado a hacer para el puesto, me tomó la llamada, dijo estar interesado y como si me conociera de años o me debiera algo, estuvo atento al proceso y a las instrucciones. Finalmente, se dio; la empresa coincidió en el excelente perfil que era y me dijo esas palabras que aún recuerdo con alegría y que en su momento parecían tan irreales “Nos quedamos con fulanito”.

Hoy en día, Fulanito sigue laborando y hasta ha crecido dentro de la empresa. Aún tenemos contacto y a día de hoy me sigue comentando lo agradecido que está con nosotros. ¡Al contrario, Fulanito! ¡Si supieras que fuiste el primer Home Run de mi carrera!

¡Nos vemos!

Gerardo C.

Destacado

El verdadero trabajo en equipo

Mis recuerdos de trabajo en equipo son algo así:

Reunión del equipo designado para repartir tareas, otra junta para darle forma a lo encomendado, peleas con aquel que no hizo nada (personaje imprescindible en casi cualquier equipo) y por supuesto, hacer una noche antes a la “carrera” y de malhumor lo que ese encantador ejemplar no hizo a tiempo y por último presentar el famoso “trabajo en equipo”.

Hoy pasada la etapa de estudio y al frente de un equipo de trabajo mi experiencia es otra.

Es práctica natural en el equipo Taltere apoyar al compañero, desde compartir base de datos hasta realizar artículos y videos para nuestras redes.

Pues bien, un día Erick nuestro talento recién incorporado buscaba candidatos para una vacante, Fer le comparte nombres y cv, Erick lo presenta a la empresa, pasa el primer filtro, pasa el segundo y al llegar a los números no se llega a un acuerdo económico, por lo cual no “queda”, sin embargo, para Erick como para mí el concepto de trabajo en equipo ha cambiado.

“Wow Julie aquí sí que se trabaja en equipo”.

Gracias chicos Taltere por SER equipo.

“Si quieres ir rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado”

                                                                                                               Proverbio Africano

Autor: Julieta Casillas

La angustia de los 3 primeros meses parte II

Hola, ¿recuerdas el caso que te compartí en el post pasado? El de la garantía, pues te actualizo:

Cumpliendo con honor el proceso de garantía, buscamos por cielo, mar y tierra ese desarrollador non plus ultra que reemplazará al que “no dio el ancho”, “al que no funcionó” , “al que no es lo que esperábamos”, y pues bueno, no dábamos con esa persona, por muy atractivo que fuera el sueldo, los candidatos nos rechazaban la propuesta por implicar cambios de fuerza mayor, y el milagro ocurrió…en el transcurrir de los frenéticos días de búsqueda, alguien más aprendía, alguien más le dedicaba con ahincó sus horas lúcidas a ese lenguaje tan nuevo y lo consiguió…pasó  lo que tenia que pasar, escalo con éxito esa curva de aprendizaje que todo mortal asciende cuando de aprender se trata y con ese logro vino otro, la solicitud de garantía freno.

Después de todo, nuestro chico fue la mejor opción, nuestro proceso, intuición y psicométricas no se equivocaron…¡¡¡Perenganito bien por ti, bien por mi y todos mis amigos!!!!!

 Hasta la vista baby

Autor: Julieta Casillas

La angustia de los primeros 3 meses

¿Creías que los 9 meses de embarazo es la espera mas larga? Noooo, hay otra espera que implica esperanza, angustia y regocijo cuando finaliza, los tan temidos 3 meses de garantía  aplicados por el talento incorporado.

Por cada talento incorporado viene su respectivo “Hurra” y no falta el comentario pesimista del compañero “yo no celebro hasta pasados los 3 meses” y “pum”  vivimos nuestra primera garantía  precisamente del compañero y su comentario.

Oh que dolor, ¿y sabes porque? Porque ojalá fuera de un fullstack, Android o cualquier otro rol tan de ahora, tan cool, noooo es de un desarrollador de un ERP de esos que sostienen el sistema de las medianas y grandes empresas, de esos de la marca de la ventanita, de esos tan exclusivos, de esos  que en todo México habrá unos 200 y todos ocupados y todos tan caros…pues sí, el tema de hoy es reclutador revisa muy bien el talento que acercas a la empresa, y tu recursos humanos no por cubrir un hueco y quedar bien con tu director elijas con celeridad un talento.

Recuerda, no hagas compras de pánico!!!

Autor: Julieta Casillas