El “buen trato”

Se refiere a practicas amables y respetuosas en las relaciones con quienes nos rodean. Estas buenas prácticas incluyen demostrar cordialidad, agradecimiento y reciprocidad en la convivencia con nuestra familia, compañeros de trabajo y personas que no conocemos.
Como parte de mi día a día trabajando en reclutamiento y headhunting es frecuente la experiencia de haber recibido una negativa tajante o poco amable de un candidato después de presentar una oferta de trabajo. Esta situación llega a ser tan frecuente que cuando una persona rechaza la propuesta de manera amable y demuestra agradecimiento, nos causa admiración.
Otro tema es comunicarle a un candidato que no fue promovido o seleccionado para un puesto. Esta llamada se hace también con frecuencia, en este caso nuestro “buen trato” radica en ser claro y agradecer el tiempo dedicado a la postulación, esperando que próximamente tengamos una nueva y mejor oportunidad.
Personalmente no dejaré de admirarme por el buen trato y seguir practicándolo aún en las situaciones más difíciles. Considero que esta es una buena forma de apuntar a una vida más plena.
¿Qué opinas al respecto? ¿Debemos seguir admirándonos por estas muestras de amabilidad?

Autor: Jesús Daniel Zamora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s